sábado

algo..

Quizás sean tantas tonterías como muchisimas otras que giran dentrode mi cabeza, mariposas con ideas diferentes imposibles de manejar, para decidirme por una o por otra, ideas que lo único que hacen es no dejarme pensar en una exacta. Tantas tonterias imposibles, recuerdos inolvidables, mentiras. MENTIRAS no son malas según para que las utilizes, la mayoría las usas porque crees que si las dices no harás daño, daño que harías y que después seguramente te arrepentirás de haber echo. MENTIRAS a tí misma por creer que si las dices no pasará nada malo.. ¿Quién se cree eso, después de que lo pases mal? NADIE, al menos yo, no me lo creo. Quizás sea solo una mentira nada más, si se queda en eso.. en SOLO UNA da igual, pero la mayoria son sucesivas, una detrás de otra. Lo peor es cuando te mienten a tí y ves que sólo es una mentira, la peor mentira es decir te quiero sin ni siquiera sentir cariño. Al cabo de un tiempo esas DUELEN, hasta el punto de creer si todo ha sido una pesada broma de alguién a quien posiblemente le caigas mal o simplemente por joder, solo por JODER! y aún asi después hechas de menos a esa persona que te habia mentido sobre que te queria. Echas de menos esos te quieros, aunque mentirosos, pero en su momento no lo sabias y le creias cada una de sus 8 letras una por una, cada una con un significado, a la vez que le importas. Echar de menos a esa persona que no tienes, es algo que pasa siempre, o al menos a mí muy amenudo. No echar de menos a una persona en sí, si no a una persona perdida en vete a saber donde. Que te hace falta que te diga que te necesita, que no deja de pensar en ti, que te quiere y sobre todo que sea de verdad, que de verdad lo piense y que de verdad lo sienta. Dejar de sentirse como una marioneta en la
sociedad que ni siente, ni piensa. Empezar a sentir algo más que sea poco, sólo volver a sentir tantas cosas y pocas cosas para quien ya las sienta. Pero se siente y no se miente. Millones de pensamientos que rondan mi cabeza día a día y hora a hora, que a muchos no les hago caso, pensamientos pasajeros. Como mismo vienen se van, muchos vienen, pero después no se van, no desaparecen se quedan ahí dando vueltas y vueltas que si estubieras en un de ellos te marearías. Pero ellos no se marean, no se cansan de dar vueltas, de girar. Dejar de pensar en ellos tan sólo un minuto, SÓLO UN MINUTO. Para poder despejar tantos otros que no sirven o que sólo estorban. Un minuto para concentrarte exclusivamente en uno y saber que hacer con el. Aveces deseas que desaparezcan todos y cada uno de esos pensamientos que te rondan la cabeza a cada momento y cuando más necesites pensar, más vueltas darán. Uno te lleva a otro, ninguno va por separado, todos se suceden. Echar de menos a esa persona que no tienes, que no existe es uno que te lleva a pensar en si de verdad tienes a esa media naranja, que dice tener todo el mundo ¿y si todo el mundo tiene porque yo no la tengo? y más que siguen sucediendo. Parar el tiempo sería buena idea, pararlo y tu ponerte a pensar teniendo todo el tiempo del mundo, aclararlas y volver a ponerlo a funcionar, no estaría tan mal exepto porque tú si que perderias tiempo. Tiempo que se puede emplear en cualquier otra cosa sin necesidad de parar nada, pero muchas veces parece como necesario. Necesitar algo y hacer como si no, termina por no funcionar. Echar de menos eso que no tienes.

4 comentarios:

Michell.e dijo...

uuuuu noooah :D
seguire tu blog te quieroooo LL'

Floresitaah dijo...

Noaah! gracias por felicitarmee ayeer!, un bezaso cieloo!! (L)

Lasarshe dijo...

Muy bonito blog.

Un beso (:

Dara Scully dijo...

¿Y por qué no se fija en lo que sí tiene para no tener que echar de menos lo que no tiene?


Un miau eléctrico